Soutenez le PS

Adhérez au PS

Intervention de notre secrétaire de section lors des universités d’automne Joan Ballester du PSPV-PSOE.

Notre secrétaire est intervenu aux dernières universités d’automne organisées par la fédération valencienne du PSOE sur comment les socialistes ont par la force de leurs idées reconquit à la droite de grandes municipalités françaises. Ci-après vous pouvez retrouver l’intégralité de son discours (en espagnol):


Buenos dias a todos,

En primero me gustaría agradecer a Joan y a Ximo la invitación. Es un placer para mi hablar aquí en Valencia y en esta conferencia de la visión municipal socialista francesa y de como el partido socialista francés orienta su política en las grandes ciudades francesas

Sé que en primer lugar tenia que venir Françoise Brianzon representante del ayuntamiento de Toulouse pero debido a unas circunstancias personales no pudo asistir hoy y entonces Joan me invito para hacer esa intervención. Hasta ahora nunca hice parte de un equipo municipal, y será solo como secretario de la sección del PS en Valencia que os hablaré hoy, esperando que responderé a sus interrogaciones.

Desde hace unos 15 años, el partido socialista francés impulso una nueva estrategia local para reconquistar grandes ciudades en Francia.

Esa estrategia permitió por ejemplo en 2001 que Bertrand Delanoë gana a Jean Tiberi Paris, que Gérard Collomb Lyon a Raymond Barre o François Rebsamen Dijon a Robert Poujade. Esa misma dinámica continúo en las últimas elecciones francesas de 2008 y permitió a nuestro partido conquistar Toulouse, Estrasbourgo, Reims o Metz que nunca desde 1888 año a partir de que los ciudadanos pueden elegir los concejales municipales en Francia había sido dirigida por la izquierda.

Así desde 2008, el partido socialista francés dirige 26 de las 40 ciudades de más de 100.000 habitantes en Francia y siete de las 10 principales.

Esa estrategia que condujo a una ola rosa en Francia fue muy importante para el partido socialista tanto al nivel local, que nos interesa hoy, como al nivel nacional y en la vida parlamentaria como son los concejales que eligen a 95% el senado.

En que bases se fundan esa estrategia?

Básicamente el partido renovó las fundaciones del socialismo municipal actualizándolas al día de hoy. Este socialismo municipal se basa en la reapropiación por el municipio de los servicios urbanos que van desde los mas básicos como los transportes públicos hasta acciones sociales muy concretas.

Esa política quiso poner en marcha acciones educativas como acciones por la pequeña infancias abriendo nuevas escuelas infantiles municipales o aumentar las plazas disponibles en las estructuras municipales ya existentes. También permitir una mejor integración social de todos los ciudadanos, hasta los más indigentes, dando ayudas a los parados o a las personas aisladas o abriendo duchas y dormitorios municipales. Por supuesto, todas esas medidas se basan en un ligero aumento del impuesto local pero que en contraparte sea más redistributivo.

De la misma manera, se desarrolla una política urbanística más equitativa con la construcción de edificio de habitación prioritaria pero volviéndose sobre una concepción durable y sostenible del hábitat, así como la renovación y la reapropiación de los bienes culturales o de bienestar como pueden ser los estadios polideportivos, las bibliotecas o los museos. Esa nueva concepción de política urbanística integrada a la política de transportes públicos tiene como objetivos principales reapropiar la ciudad a los ciudadanos, reimpulsando una nueva dinámica par el centro real como lo podremos ver en uno de los dos ejemplos que iré comentándoos más adelante.

Por fin un punto muy importante en la renovación de la estrategia política socialista municipal es la introducción, la integración y la participación de todos los ciudadanos a la vida de la ciudad basado en el concepto de la democracia parcipativa: reuniones públicas con sesiones de preguntas y respuestas, sitios web tipo fórum/blog etc…

Ahora me gustaría presentaros dos ejemplos concretos de ciudades que fueron reconquistadas a una derecha muy conservadora y que dirigían esos municipios desde varias décadas.

Mi primer ejemplo es la ciudad de Dijon en Borgoña. Es una ciudad de casi 160.000 habitantes que desde la salida de la segunda guerra mundial hasta 2001 estaba gobernada por la derecha conservadora pasando de mano de una derecha religiosa con el canónigo Felix Kir a mano de una derecha populista encarnada por Robert Poujade que en sus últimos años tuvo que hacer alianza con el Front Nacional. En este contexto, se presento François Rebsamen contra el heredero de Poujade y con una campaña de terreno, como se dice en Francia, y que estaba basada en 100 proposiciones, pudo ganar a la ciudad.

Antes de hablaros del programa que se desarrollo durante esas campaña municipal, elige ese ejemplo porque a esa época François Rebsamen era el numero 2 del partido socialista después de François Hollande, que como sabéis todos es ahora nuestro presidente de la republica, y que desde entonces los dos François tienen una relación muy amistosa.

Entonces, ¿Que era ese programa? Por supuesto, no os voy a contar hoy esas 100 proposiciones del programa “Dijon, juntos” pero solamente las líneas directrices de este mismo. Así, esas 100 proposiciones estaban agrupadas en 7 desafíos:

Dijon, una ciudad referencia ecológica en Francia, una ciudad segura y solidaria, una ciudad de éxito educativo, una ciudad de cultura, de deportes y de ocio, una ciudad ciudadana, capital regional a vocación europea, y por fin Dijon, una ciudad atractiva.

Y seguramente como lo hais todos notados en esos grandes desafíos sobresalen los directrices del socialismo municipal.

Concretamente, voy a profundizar hoy dos de esos puntos, el primero, el de una ciudad referencia ecológica con la creación de “eco-barrios”. Detrás del supuesto efecto de moda en Francia por ese tipo de “eco-barrios”, es lo que este concepto, todavía mal definido, implica lo que hay que retener: prestar atención al medioambiente por supuesto es lo obvio, concebir edificios de poco impacto ecológico, con un consumo energético ligero, un reciclaje de residuos optimizado es lo lógico así como promover medios de transportes poco impactantes, de mejor dicho ver el ciudadano como peatonal, usuario de todos los transportes públicos, de la bicicleta hasta el tranvía y no como un automovilista que impone su ley en la ciudad. Aquí me gustaría citar a un compañero mio, en la sección de Valencia, pero que resume también el sentimiento de los ciudadanos franceses y de nosotros los socialistas : “Son decenas de miles los votos que podemos recuperar si enmarcamos nuestras propuestas dentro de un claro rechazo a las construcciones de equipamientos inútiles, si apostamos por el turismo nórdico, de alta sensibilidad ecológica y economías relativamente preservadas, de un diseño de ciudad que priorice al peatón, al ciclista y a las transportes colectivos”

El segundo es Dijon una ciudad atractiva. Detrás de esa palabra se esconden en realidad múltiples proposiciones entremezcladas entre ellas y que incluyen mejorar la vida social del ciudadano, mezclando zonas de comercios, de ocio, de trabajo y de hábitat en un mismo espacio, promover la atractividad por las empresas mejorando las vías de comunicación a la ciudad y así las posibilidades de exportación, creando technopolos y facilitando la transferencia de tecnología y personas entre la universidad y las empresas, y reforzar el turismo no tradicional como el de los países nórdicos.

El segundo ejemplo de conquista y reconquista por el partido socialista de una ciudad importante es el de Estrasburgo. Como en caso de Dijon, el programa se basaba en varias proposiciones haciendo su ejército de batalla la renovación de los medios de transportes de la ciudad, la democratización del acceso a la cultura, la creación en Estrasburgo de un laboratorio social y ecológico, un ejemplo de democracia participativa, así como promover una relación fluida con los municipios de la periferia.

Elige hoy el ejemplo Estrasburgo por dos motivos principales, primero porque la conoceréis todos, se trata de la sede de las sesiones plenarias del parlamento europeo, de la corte europea de derechos humanos o del Consejo de Europa, y incluyendo las ciudades de las afueras tiene un tamaño parecido a Valencia ciudad, de unos 800.000 habitantes. Segundo es que fue conquistada a la derecha dentro de una región muy conservadora y que lo sigue aun hoy en día por una gran mujer socialista francesa, Catherine Trautmann, y que fue el día de su elección la primera mujer elegida alcaldesa de una capital regional.

Sobre su actividad municipal, quiero destacar esta frase, que para mi es esencial en la vida política municipal socialista en Francia: « Una ciudad es como un esbozo de tapicería, antes de darle su color o su forma, hay que dialogar con la gente sin tener miedo al conflicto. Es largo y laborioso pero es lo que me gusta. »

Así ¿ cual era su proyecto para Estrasburgo? Como complemento de lo que os hablé sobre Dijon, destacaré hoy solamente dos puntos: la renovación de los medios de transportes y su integración con el centro histórico de la ciudad así como la democratización del acceso a la cultura.

La primera parte de su proyecto se basó en la racionalidad de la utilización del espacio, una mayor conciencia social y medioambiental que permitió más adelante a Estrasburgo situarse a la vanguardia.

Así, un parte esencial de la victoria se debió a la contraposición con un proyecto de tranvía a un proyecto de metro supuestamente ultra moderno sin conductor y que hubiera tenido un coste económico (en la oposición ya supieron los socialistas sintetizar esa diferencia con un eslogan. 1 km de Val cuesta lo que 4 km de tranvía) y medioambiental muy superior. Este proyecto incluia un centro altamente peatonal libre de circulación automóvil. Por supuesto, ese proyecto se enfrentó a la oposición del importante lobbys de los comerciantes del centro que tras su puesta en marcha pudo constatar los efectos positivos sobre sus negocios tanto  la peatonalización del centro histórico como el tranvía.

En paralelo se construyen grandes aparcamiento entorno a las estaciones de la periferia con tal de incitar a los automovilistas a dejar sus vehículos y usar el tranvía. Ese proyecto se inicio tras la constatación en Estrasburgo de las consecuencias negativas de la omnipresencia del automóvil (contaminación, difícil circulación, estacionamiento anárquico). Todo ello integrado en un gran « Plan de desplazamientos urbanos. De este renacer del tranvía se inspiraron más adelante mas ciudades francesas como Montpellier, Dijon o Niza.

Por fin concluiré este ejemplo con es desafío de la democratización del acceso a la cultura. Asi, el partido partió del principio que se trata de tener como prioridad el facilitar el acceso de todos a la cultura, al conocimiento y al saber, se concedieron  tarifas preferentes para parados, estudiantes, jubilados a espectáculos de un amplio campo cultural, facilitando la creación contemporánea incluyendo música, danza, teatro, circo, artes plásticas, audiovisuales y cinematográfico, aumentos de los presupuesto de las bibliotecas municipales, etc…

Para concluir, me haría gustado hacer un paralelismo entre esos municipios franceses y Valencia, pero seria un trabajo muy evidente a causa de todas las diferencias tanto en el modo de votación, que en Francia no es basado sobre el sistema de d’Hondt, pero en un sistema a dos vueltas con representación proporcional y mayoritaria, o como en el numero de concejales que se pueden elegir por ciudades. A modo de ejemplo en la ciudad de Dijon, de 160000 habitantes, se eligen 59 concejales al respeto de Valencia, de sus 800.000 habitantes y sus 27 concejales.

Por supuesto, a nosotros socialistas francés residente en Valencia, nos gustaría ver como alcade de nuestra ciudad dentro de tres años al PSPV encarnando hoy con Joan. Que nuestras ideas del socialismo municipal que desolláramos en Francia ayudan a conquistar al PP el ayuntamiento nos daría una gran alegría. Ver de Valencia una ciudad clave tanto en Europa como de convergencias entre ambas orillas del mediterráneo convirtiéndose en un potente centro de formación de espíritu ciudadano europeo, nos proporcionaría orgullo, de volver a ver Valencia como símbolo de apertura cultural, con el renacimiento de festival cinematografico de dimensión internacional como fue la mostra, o con la promoción de la red de bibliotecas y de teatros nos alegraría, ver en Valencia lo que podemos ver en los municipios socialistas francesa en termino de prioridades por la pequeña infancia, las facilidades a estudiantes o desempleados, con sus consecuencias sobre la demografía y retener de éxodo a categorías de la población que son favorables a nosotros los socialistas nos pondría alegre en nuestro corazón. Por todo eso, deseamos todo lo mejor a todos ustedes, y peculiarmente a tu Joan, esperando que esas ideas del socialismo a la francesa te permitirán o te ayudaran a reinventar la ciudad de Valencia como supieron hacerlo algunos socialistas francés con proyectos ambiciosos y audaces de cambio por sus municipio.

Otra vez muchas gracias a vosotros

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.